¿Qué ocurre si tu inquilino te destroza la vivienda?

¿Qué ocurre si tu inquilino te destroza la vivienda?

¿Un inquilino conflictivo te ha dejado la casa hecha un auténtico desastre? Este es uno de los riesgos que debe asumir cualquier persona que tenga un inmueble arrendado. Pero no te vengas abajo, la ley te respalda y si das los pasos acertados el problema se acabará resolviendo a tu favor.

¿Qué debes hacer ante un destrozo de vivienda?

Para evitar ser víctima de un destrozo de vivienda, lo primero que hay que hacer es tomar medidas preventivas. En este sentido, es recomendable que contrates un seguro que incluya esta cobertura dentro de la póliza. Estas compañías se encargan de ofrecerte asesoramiento a la hora de elegir inquilino. Para ello, previamente realizan un estudio exhaustivo de su situación financiera así como de sus antecedentes.

No obstante, ni siquiera con estas precauciones estás a salvo de sufrir este percance. Lo peor es que, por lo general, no es hasta la finalización del contrato de alquiler cuando el propietario se da cuenta de que la casa ha sufrido daños. Justo en el momento en que se produce la entrega de las llaves y debes revisar todo antes de devolver al arrendatario su fianza.

No devuelvas la fianza a un inquilino conflictivo

En caso de que observes desperfectos derivados de un mal uso de la vivienda, es fundamental que no devuelvas al inquilino la fianza que te entregó al firmar el contrato. El fin de esta cantidad es, precisamente, cubrir los daños que hubieran podido producirse y que no se correspondan con el desgaste propio del uso y el paso del tiempo. El arrendatario está obligado a dejar tu casa tal como la encontró, según se recoge en el artículo 1561 del Código Civil. También en el 24.2 de la Ley de Arrendamientos Urbanos.

Ahora bien, puede suceder que el destrozo de la vivienda sea tan exagerado que el dinero de la fianza resulte insuficiente para sufragar los gastos del arreglo. En tal situación, deberás iniciar un proceso judicial para reclamar daños y perjuicios. Para que tu compañía de seguros acepte hacerse cargo de tu defensa previamente deberás demostrar que ha sido el inquilino el culpable del menoscabo en el inmueble.

¿Cómo destapar a un inquilino conflictivo?

Lo mejor siempre es curarse en salud. Por eso te recomendamos que, antes de alquilar tu casa, hagas un listado de los elementos que forman parte del contenido de tu vivienda (electrodomésticos, muebles, menaje, etcétera). También, que registres su estado mediante una serie de fotografías de cada una de las estancias.

Así tendrás una prueba irrefutable con la que justificar tu reclamación a ese inquilino conflictivo que te ha dejado la casa para el arrastre.

Otros pasos que deberías dar para obtener más evidencias serían:

– Contratar los servicios de un perito que valore los daños.

– Evitar que el proceso se dilate en el tiempo. No dejes que transcurran más de dos meses desde la finalización del contrato.

Los expertos aconsejan no dejar cabos sueltos en el momento de firmar un contrato de arrendamiento. Por eso, no estaría de más que a la entrega de llaves acudieras con uno o dos testigos imparciales. Ellos podrían dar fe del estado de tu casa antes de ser alquilada. O mejor aún, para que conste a efectos legales, podrías contratar para ello a un notario.

¿En qué consiste el proceso de reclamación?

Una vez hayas recabado un informe de los daños debidamente contrastado, lo primero que deberías hacer es optar por la vía amistosa. Contacta con el inquilino y pídele que haga frente al arreglo de los desperfectos. Si no atiende a razones, ponte en manos del gabinete jurídico de tu compañía de seguros para iniciar el proceso legal.

Ante impagos, desperfectos y otros contratiempos, su garantía de defensa jurídica te dará cobertura. Hay casos en los que las aseguradoras incluyen indemnizaciones por estos percances y ellas mismas se encargan de reclamar por su cuenta al inquilino. Ahora bien, si el valor de los daños es superior a la cantidad que tu seguro contempla en sus coberturas, entonces deberás ir tú mismo por la vía legal contra el arrendatario.

inquilino conflictivo juicio

Consecuencias legales

Las últimas modificaciones normativas han endurecido las penas para inquilinos morosos, vándalos y usureros. En determinados casos es posible acudir a la vía penal. Es decir, si la persona que tienes en tu casa no te ha pagado, te ha robado el contenido de la vivienda o lo ha destrozado todo tal vez podría acabar yendo a la cárcel.

Esto suele suceder en casos extremos. Ahora bien, lo interesante es que se ha conseguido reducir el tiempo que dura el proceso a un año, aproximadamente. Lo habitual en estos casos es que el juzgado dictamine una sentencia favorable en la que condene al acusado a indemnizarte. Ten en cuenta, eso sí, que ello no significa que vayas a ser compensado. Si el inquilino es insolvente se presentaría otro problema.

En conclusión, tienes muchas herramientas a tu alcance para luchar contra un inquilino conflictivo. En cualquier caso, lo más inteligente es prevenir.

img

Alberto Calvo Orosa

Publicaciones relacionadas:

Cambios en la duración contrato de alquiler de 3 a 5 años

El pasado diciembre se llevó a cabo la reforma de la Ley de arrendamientos urbanos, lo que supone...

Continuar leyendo
Por Alberto Calvo Orosa

Repercutir las obras a los inquilinos de renta antigua

Sí, aún quedan en España alquileres de renta antigua. Los inquilinos de renta antigua son...

Continuar leyendo
Por Alberto Calvo Orosa

El alquiler con mascotas: Problemas y soluciones

Los animales de compañía se han convertido en un miembro más en muchas familias españolas. Cada...

Continuar leyendo
Por Alberto Calvo Orosa

Unirse a la discusión