Las 4 cosas que debes tener en cuenta antes de alquilar tu piso

Las 4 cosas que debes tener en cuenta antes de alquilar tu piso

1. El estudio de mercado para saber el valor por el que alquilar tu piso 

Como el que avisa no es traidor, te dejamos estas recomendaciones a tener en cuenta antes de que te decidas a alquilar tu piso para que nada te pille por sorpresa.

Para saber si vas a alquilar tu vivienda por un precio justo y competitivo, realiza un estudio de la zona en la que se sitúa y compara. Hoy en día lo tienes muy fácil puesto que tienes a tu disposición en internet muchos portales de anuncios.

Cuando compares con otros debes tener en cuenta, además del tamaño de tu vivienda y el número de habitaciones; tu ubicación, relación que tienes de cercanía con el transporte, zonas de servicios como supermercados, colegios… También si ofreces plaza de parking, si la vivienda está recientemente reformada o si tiene instalaciones extra como piscina, zona de juegos para niños o para practicar deportes como pádel.

También hay muchas personas a las que les interesa pisos de alquiler amueblados, puesto que puede que sea una opción a corto plazo, porque sea por motivo de trabajo o porque simplemente no será su casa definitiva y no les interesa hacer esta inversión. Puedes plantearte hacerlo de ambas maneras según la demanda.

Recuerda que en el precio final debes incluir los gastos de comunidad, y dejar para el inquilino el pago de: luz, calefacción, agua y otros servicios adicionales como internet y teléfono. Es obligación del propietario hacerse cargo del pago de IBI (Impuesto sobre Bienes Inmuebles).

 

2. Alquilar tu piso con garantías: fianza y otras recomendaciones

Te aconsejamos que alquiles tu piso a través de inmobiliarias, ya que siempre estarás respaldado por profesionales que se dedican a ello.

Lo habitual en estos casos es solicitar un mes de fianza, que tendrá el mismo valor que la mensualidad acordada en el alquiler. No obstante si lo crees conveniente puedes solicitar dos o hasta tres, el problema es que los inquilinos suelen ser reacios a aceptar estas condiciones.

En cualquier caso, uno de los meses de fianza, debe depositarse a disposición de la Administración Autonómica, el resto si es que así se requiere, se tendrán retenidas por tu parte.

Una vez terminado el arriendo, dispones de un mes para devolver la fianza al inquilino, y se hará de manera íntegra si consideras que la vivienda se devuelve en perfecto estado. Si no es así, deberás explicar y justificar por qué descuentas y qué cantidad por daños.

No olvides que la fianza no es válida para pagar el último mes del inquilino, esto siempre se expresa y debe constar por escrito en el contrato de alquiler.

 

3. Tramites que realizar para alquilar tu piso

Debes tener en cuenta las siguientes gestiones:

  • Certificado de Eficiencia Energética: es obligatorio y así lo exige la ley y el Ministerio de Industria. Es un documento oficial que elabora un técnico, y como su nombre indica, informa de las características energéticas de la vivienda. Es una estimación del consumo anual y la etiqueta va desde el valor A hasta el G (en orden de mayor a menor eficiencia). Su precio oscila en torno a los 200€.
  • Cédula de habitabilidad: es otro documento expedido por un arquitecto que certifica que el inmueble cumple con los requisitos mínimos para ser habitado. Esto tiene que ver con la salubridad, el espacio mínimo en superficie para considerarse vivienda (36 m2) y la solidez de la misma. Además para obtenerla debes disponer de los servicios básicos de: agua y electricidad.
  • Domiciliación de los contratos de suministros: es recomendable que los servicios de luz, gas, agua, etc. estén a nombre del propietario, y que únicamente el inquilino domicilie los recibos a su nombre.

 

4. La última parte para alquilar tu piso: el contrato

Tienes multitud de contratos tipo, pero lo más recomendable es redactarlo de la manera más clara posible para evitar confusiones y malos entendidos. Si crees que hay alguna observación que incluir porque no aparezca reflejada, no dudes en añadirla en las cláusulas.

Seguro que también quieres asegurarte de que tu inquilino sea una persona solvente, por lo que te recomendamos una vez más que te pongas en manos de profesionales para asesorarte en todos estos trámites y que puedas alquilar tu piso con la mayor tranquilidad.

img

Calvo Rey

    Publicaciones relacionadas:

    Seguro de hogar: es obligatorio o no

    El tema de si el seguro de hogar es o no obligatorio tiene ciertos matices, ya que propiamente...

    Continuar leyendo
    Por Calvo Rey

    Alquiler con opción a compra. Qué es y cómo funciona.

    El alquiler con opción a compra es una decisión intermedia entre decidir alquilar o comprar una...

    Continuar leyendo
    Por Calvo Rey

    Derechos y obligaciones que como inquilino no sabías

    Si vives de alquiler, es importante que conozcas y estés al día de tus derechos pero también de...

    Continuar leyendo
    Por Calvo Rey

    Unirse a la discusión